senza titolo

“No estás aquí
ni puedo alejarme de ti.

No puedo olvidarte
y me cuesta imaginarte.

No recuerdo tu olor
ni puedo dejar de evocarlo.
De intentarlo.

Tu tacto.
Tus labios, que nunca han sido míos
y no logro dejarlos ir.

Tus pestañas
que alejan mis monstruos con simples parpadeos.

Tu sonrisa es mi vitamina
y el veneno que me rompe.

Y tus ojos,
encerrando mis más oscuros secretos.

Afronto todo lo que surja
siempre que no tenga que confrontarte.

He logrado tenerte frente a mí
y continuar respirando,
pero mi corazón sigue saltándose los latidos.

Añorar lo que nunca he tenido
Soñar con lo que nunca llegará.

Y que cuando estés me rasgue el alma cada una de tus sonrisas
Porque rozarte me duele hasta sangrar.

Querer abrazarte y juntar los pedazos de tu corazón.
No dejar que el aire corra y se pare el tiempo,
Sin ser capaz de dar siquiera un paso hacia a ti. “

#Escapril
Día 14 – ºHaz que rimeº

Anuncios

“Final alternativo”

Silencio absoluto. Era aterrador.

Veía como estiraba la galaxia frente a sus ojos mientras se formaba un intenso haz de luz en el interior. Las garras de aquel ser se introducían entre las invisibles costuras que mantenían unida aquella realidad.

El agujero negro de su pecho seguía creciendo por momentos y los rayos de su cabeza deslumbraban ante la inmensa oscuridad que les rodeaba.

El oxígeno de sus trajes estaba llegando al mínimo y sólo tenían una opción: volver a la nave.

Se miraron apenas un momento. Una de esas miradas que no necesitaban preguntas.
No necesitaban palabras.
Tampoco las había. ¿Cómo puede afrontarse algo así?
Debían salir de allí cuanto antes. Estaban solos.

Accionaron los propulsores de sus trajes y volvieron a lo que sería su casa.
Ahora sí, su única casa.

#Escapril
Día 13 – ºCuerpos Celestesº

[Historia en proceso]

Catarsis

Artista: @ananonymously (IG)

Diariamente nos preocupamos de nuestra higiene corporal,
pero a menudo nos olvidamos de que dentro del cuerpo también se acumula mugre.
O la acumulamos.

A todos nos llega un momento en el que tomar un alto en el camino es necesidad.
Mirar hacia atrás y soltar lastre.
Tomar referencias para las nuevas metas.
Marcarnos objetivos.

En primavera llegan los colores, el buen tiempo.
La luz, la temperatura…
Oxitocina, Serotonina y otras “-inas” que nos incitan. Un buen momento para continuar comienzos y abandonar cargas.

#Escapril

Día 12 – ºLimpieza de primaveraº

Viaje inesperado

Un vaivén le zarandeaba, el espacio limitado y el contacto con otros objetos le impedía caerse. No podía ver nada. Apenas se mantenía estable.
Al cabo de unos minutos se pararon y notó el olor a humedad.
Afuera llovía, intentó escuchar, pero no oía nada.

No reconocía el lugar donde se encontraba, trató de identificar los demás objetos que allí había, pero justo reanudaron la marcha y volvió el bamboleo. Alguna de las cosas que había palpado se había movido y ahora no hacía más que rodar por la estancia, golpeándole en cada tumbo.

Dolorido y magullado dio gracias porque se parara al cabo de largos minutos. Quizá horas. Todo sufrió una sacudida repentina y se implantó el silencio de nuevo.
Sintió mayor firmeza en el suelo y percibió que había desaparecido incluso el movimiento más mínimo.

Estaba alerta esperando qué vendría después cuando un sonido le sobresaltó, algo se rasgaba y tras la grieta una luz invadió la estancia, deslumbrándole por la brusquedad con la que irrumpió. Después de tantas horas a oscuras intentaba recuperar el enfoque cuando sintió que le movían, sin una sola palabra lo sacaron de allí y le llevaron a campo abierto.

Ya no llovía, pero olía a hierba húmeda y se escuchaba a los niños jugar y reír, balones botando en el suelo y patines o patinetes rodando. Estaba cerca de un parque.
Cuando consiguió abrir los ojos le vio. Era Gualtier. ¡Él le había sacado!
Era la primera vez que le llevaba con él a algún sitio, siempre se había limitado a leerle tumbado sobre su cama o tirado en la alfombra.

Sonrió, estaba a salvo.
Aún les quedaban la mitad de sus capítulos juntos así que se relajó y disfrutó del momento.

#Escapril

Día 11 – ºNo desde tu perspectivaº

Femininity

La feminidad no mora en tacones de infarto,
ni en escotes y permanentes.

La feminidad no está marcada por la ropa o los complementos,
por si una persona encaja en los cánones de lo correcto.
Si otros la ven como objeto del deseo
o si la talla es la indicada por amancios.

La feminidad no está reservada a exuberantes pechos,
ropa ajustada y rasgos sexualizados.
Ni siquiera a las vaginas.

La feminidad pertenece a la mujer.

Las miradas, las mentes.
Los verdaderos atributos.

Y con ello las estrías,
la celulitis, el vello,
los cuerpos perfectos.
No a complejos implantados
de inexistentes defectos.

Todo de ellas. Sólo suyo.

#Escapril
Día 10 – ºFeminidadº