Remember

Tras tiempo sin enfrentarme al teclado, con mi mano oxidada tras el barbecho sin empuñar la pluma, y el frío intrínseco entre comas y puntos… Hoy retomo el control.

Los acentos dan luz a momentos, personas y situaciones de los últimos meses, años… Mientras que los puntos suspensivos dan lugar a incógnitas sobre otros. Pero la vida trata de un texto en el que la ortografía, sintaxis, morfología, figuras literarias y otros, son simples adornos si no se cuenta con la puntuación básica. 

 

Hoy, miro hacia el punto y a parte que separa el texto como meta próxima viendo que he avanzado desde el último párrafo. Y con eso me quedo.

 

Sonríe, disfruta y sé feliz. Aunque el viento parezca huracanado, las lágrimas sólo te entorpecerán aún más el camino.

 

Besinos de chocolate.